Preciosos collages digitales los de esta diseñadora de origen alemán y residente en Malasia, que podrían ilustrar perfectamente La llave de plata o cualquiera de los relatos del ciclo de Randolph Carter de Lovecraft. Siempre mola encontrarse influencias de Magritte y los prerafaelitas a estas alturas del partido. Podéis ver más trabajos suyos aquí. Gracias Ángeles!