Como mola, abrir un libro sin ninguna expectativa y que te enganche hasta el punto de no poder soltarlo y tener que terminarlo esa misma noche. Si os gustan las historias de iniciación, de amor y desamor, de traiciones punks; si os mola el ska, la justicia poética y echaros unas buenas risas y alguna vez habéis querido partirle la cara al MAL, ya sabeis:  Rompepistas, de Kiko Amat (un extracto en su web)