En homenaje a todos los decápodos que me he cargado esta semana, a saber: un cambarellus patzcuarensis y una gran familia de 20  neocaridinias heterópodas.

Que bajón. Es duro esto de ser acuariófila novata.