La China más cachonda en Chinochano. Un blog perfecto para estudiantes de mandarín y enfermos de fiebra amarilla, como la propia Señora Milton, que cada día está más viciada con las maravillas del Zhōngguó

Mù ěr xīyǎ, nǐ shì duōme měilì!
Y tal.