Cada día que pasa me resulta más y más surrealista lo de esta mujer. Una última perla:

“…para que los ciudadanos puedan acceder libremente a los contenidos culturales debe existir una oferta “legal y asequible, pero no indiscriminadamente gratis a través de las copias adquiridas”, ya que esto “estrangula al futuro y condena a la cultura al servilismo comercial…”

No se, yo diría que lo que condena la cultura al servilismo comercial es precisamente el servilismo comercial del Ministerio de Cultura, ya no es ningún secreto que la famosa Ley de la Patada en el Router ha salido directamente de la embajada americana en Madrid y está diseñada para favorecer los intereses comerciales de los grandes estudios.

Quiero conocer al tipo que le escribe los discursos aquí a Doña Rogelia y que me invite a eso que fuma. Y darle las gracias de paso por reavivar mi fe en la conspiranoia y en la quema de vehículos de alta gama.