micircuncision

La idea era moderar el gasto tebeístico y ahorrar para las vacas anoréxicas que vendrán, pero con esta portada no me pude resistir. Ahora que lo he leído no me arrepiento en absoluto de habérmelo comprado: educación a la siria, robots gigantes, pichas cimerias y veneración por Conan (¡la rueda del dolor!) en Mi Circuncisión de Riad Sattouf