500herzog5

Cuando Werner Herzog habla de sus largometrajes no hace distinciones entre documentales y obras de ficción (y es que el hombre es algo tramposillo y tiende a mezclar elementos de ambos géneros) pero yo prefiero con mucho los primeros, en parte porque el protagonista siempre es el propio Herzog, en parte por la mala baba que se gasta con los reratados y en parte por la calidad innegable de sus montajes y la fuerza de las imágenes que utiliza. Gracias a internet y a los Verdaderos Creyentes de la Religión del Streaming, podemos ver online sus tres últimos trabajos en éste campo:

herzog-and-kinski

Mi enemigo íntimo (desde Veoh, vía Documaniático) nos cuenta la larga relación de Werner con ese energúmeno que era Klaus Kinski. No queda claro si estos dos se odiaban a muerte, si en el fondo no podían vivir el uno sin el otro o si efectivamente, el libro de Kinski  (para muestra un botón, si no lo habeis leido, ya estais tardando) y el propio documental forman parte de un montaje urdido entre los dos para reirse de nosotros. Imprescindible.

grizzly-5-450

En Grizzly man (via Naranjas de Hiroshima) Herzog investiga la espantosa muerte del amante y defensor de los osos Timothy Treadwell y nos da su versión de los hechos: un desequilibrado que olvidó que la naturaleza es cruel. Entrevistas a conocidos del naturalista y tomas (impresionantes) grabadas por el propio Treadwell antes de convertirse en cesta de picnic en un montaje soberbio.

encounters2

En Encounters at the end of the world (también vía Documaniático) Herzog retrata el paisaje y paisanaje de la Antártida con comentarios mordaces e imágenes de gran belleza: científicos semiautistas, focas que hacen tecno, abominables (literal) colonias de exploradores, catedrales submarinas, culos de mal asiento, pingüinos suicidas y Werner pasando frío.

herzog

Quizás os interese saber que Herzog teme a los pollos (la tortura avícola es un símbolo recurrente en sus películas) y que en estos momentos está terminando una cosa muy rara que se llama Bad Lituenant, con nada mas y nada menos que Nicolas Cage y mi Batman más odiado, Val Kilmer y que según el propio Werner NO es un remake del Teniente Corrupto de Ferrara (una película que destesto casi tanto como al propio Val, por otra parte)  Cualquier cosa puede salir de ahí…

pollito00-final