Cansada de esperar a que se decidan a estrenar en ésta Españaza nuestra Synechdoque, New York, el debut como director de Charlie Kaufman (ha tenido unas críticas de lo más hostil, tanto en el festival de Cannes como en Sitges, con lo que tengo más ganas de verla todavía) ayer decidí romper una de las reglas de oro de la Isla de Milton y ver una peli en la que sale Julia Roberts, sin coacción de por medio y sin estar atrapada en un autobús.

Así que el Dr. Apocalypso y yo nos armamos de valor y lasaña al estilo de Carmela Soprano y nos pusimos a ver Confessions of a Dangerous mind sin saber muy bien a que nos exponíamos.

La película es una baño de mala baba de los pies a la cabeza, una cosa impresionante. A ratos recuerda a Buscate la vida, (por cierto, Kaufman escribió el guión de un par de capítulos de esta joya casposa y gamberra: Prisionero del amor y 1977-2000) mezclada con una parodia salvaje de El tercer hombre y otros clásicos del cine de espías, y a ratos al Tod Solondz mas bilioso y cruel -el de Palindromes, sin ir más lejos- Resumiendo, un peliculón, muy apropiado para lunes lluviosos y mierderos como el de ayer, que no debeis dejar de ver.

Aquí, tres videos, extracto de Synechdoque, New York
Aquí, Confessions of a Dangerous Mind para descargar
Y aquí, Get a Life para ver online.