Últimamente, cada vez que tengo que enviar un book o hacer una entrevista de trabajo, las cosas acaban derivando en una situación absurda de éste estilo. Que dura que es la vida del freelance. Pasen y vean el maravilloso mundo del trabajador autónomo.