Llevaba meses sin asomar la nariz en un concierto y en menos de una semana me he puesto al día.

La primera, en la frente: Homenaje a Stockhausen en el Auditorio Nacional. Llegamos tarde y solo pudimos escuchar la última pieza, con tres orquestas tocando a la vez.

Mientras afinaban, leifmotiv nos dijo que no nos esperásemos que sonase muy distinto y me temí lo peor, pero al final me gusto mucho, era muy interesante ver como se coordinaban los directores y tocaban un montón de instrumentos raros, una celesta, un gong, cencerros… me supo a poco.

Stockhausen era un corazón solitario, a ver si lo encontrais.

Cuarteto de cuerda para helicóptero