Ya me lo estaba bajando del emule para colgarlo, pero al final no ha hecho falta, lo he encontrado aquí. Crom es grande.

Estoy hablando de Crumb, un documental dirigido en 1994 por Terry Zwigoff (el de Ghost World y Art School Confidential que tiene que ser la hostia si es la mitad de buena que el cómic) sobre las relaciones familiares, las obsesiones y la relación con el dibujo y la fama de Robert Crumb. Canela fina, señores.

Para los que no le conozcais, Crumb es un dibujante maravilloso y uno de las figuras más importantes de la escena del comic underground americano desde los 60. También es un tremendo fetichista  del pie, zapato y piernas femeninas, un crítico inteligentísimo de la condición humana, un coleccionista obsesivo de discos antiguos de blues y músico (toca el banjo). Sin Crumb no existiría el cómic independiente tal y como lo conocemos ahora. Su influencia es enorme. Aquí podeis ver su web oficial.

Si tuviese que recomendaros un sólo tebeo de Crumb, me quedaría con “Mis problemas con las mujeres” título autobiográfico, cínico y tierno a partes iguales, que le ha traido infinidad de problemas con las feminazis, digo, feministas yankis. Una pena, porque si se molestases en leer con atención, se darían cuenta de que sus reflexiones sobre el poder en las relaciones sexuales y la influencia del sexo en la sociedad no sólo son igual de válidas para hombres y mujeres, sino que podrían reforzar mucho el discurso feminista en sus puntos débiles. En España el trabajo de Crumb está traducido y distribuido por LaCúpula